jueves, 1 de julio de 2010

Koolhaas, el holandés errante « ArquitecturaS

Qué proyectos encara la oficina creada por el célebre arquitecto de Rotterdam. El destino fallido de la Torre del Bicentenario, en México. Los proyectos que están en marcha.
Por Dardo Villafañe
Provocador, contradictorio, autocuestionador. Admirado hasta la idolatría o ácidamente criticado. Extravagante, astuto, brillante. De mirada aguda y lengua filosa, ex periodista, guionista cinematográfico tanto en su Holanda natal como en Hollywood, el arquitecto Rem Koolhaas es grande por donde se lo mire. Por los litros de tinta vertidos en artículos, libros y análisis de su obra. Y hasta por su porte: Rem es “un grandote” típicamente nórdico.
Pero hoy por hoy, el dueño del premio Pritzker 2000 anda con el ceño algo fruncido. Quizás porque no está acostumbrado a la cal, pese a su profesión. Lo cierto es que su desembarco en México con la obra que iba a convertirse en el rascacielos más alto de América Latina, finalmente se frustró. “El proyecto Torre del Bicentenario implicaba la oferta de oficinas AAA, muy requeridas en México, con amplios servicios y áreas múltiples y diseños constructivos de última generación –explica a Arq Shohei Shigematsu, mano derecha de Rem desde las oficinas de OMA en New York–. Sin embargo, las protestas vecinales lograron que, al menos por ahora, la obra no sea haga”.

Eneropa: la Europa de 2050

AMO, el think tank de OMA, preparó un proyecto con vistas a que el Viejo Continente sea energéticamente sustentable para el año 2050.