martes, 9 de marzo de 2010

Exaltación horizontal, entre el cielo y la pampa « ArquitecturaS


"ARQUITECTURA / PROYECTO NACIONAL / CLUB HOUSE NORDELTA"

Con una fuerte impronta lineal, el Club House del Golf de Nordelta y el Bar del Hoyo 9 dialogan con el paisaje. El estudio AFT Arquitectos evitó los modelos extranjeros y se adaptó al entorno natural como un ensayo de contextualismo crítico.
Vivian Urfeig .
vurfeig@clarin.com
Horizontal, de líneas puras y articulado con el entorno natural, el conjunto que forman el edificio Club House del Golf de Nordelta y el Bar Hoyo 9 responde con decisiones equilibradas a sus condiciones de implantación. Rodeados por un espejo de agua y el manto verde y ondulado del golf, el edificio principal y su satélite mantienen un diálogo fluido con la cancha y su entorno natural.
El estudio AFT Arquitectos (Atelman-Fourcade-Tapia) fue convocado por el comitente para diseñar un proyecto que respondiera arquitectónicamente a cuestiones propias de estas latitudes: “el clima templado, el cielo y las perspectivas infinitas, que interactúan armónicamente en el paisaje de Nordelta”. Una fuerte impronta horizontal y una geometría bien definida fueron los elementos elegidos para el planteo que, desde el principio, quiso evitar referencias externas y buscó el acento local. “Queríamos una arquitectura acorde a las particularidades del lugar, que evitara traspolar modelos ingleses o escoceses”, señala Martín Fourcade, uno de los proyectistas. “El Club House está asociado con lo tradicional y aunque el comitente tenía otras referencias, más clásicas, aceptó nuestra propuesta”, señala.