viernes, 18 de marzo de 2011

Algunas ideas que aun debo comentar sobre los desastres de Japón - Gracias por llamarme para conversar sobre los acontecimientos en Japón – Podcasts de Travesías REE, en la cadena - RNE – RTVE.es

Fue muy interesante compartir opiniones sobre la reconstrucción de las casas de Japón y visualizar cual podría ser la tendencia arquitectónica nipona post 2011 – luego de esto y de lo publicado en varias entradas de mi Blog sobre la tragedia (terremoto, tsunami y ahora amenaza nuclear) creo conveniente poner “en digital” (antes se decía “sobre papel” o en “blanco y negro”) algunas ideas y ciertas noticias más recientes.


Gracias nuevamente a Marta Fajardo por llamarme y permitir que participara telefónicamente en su siempre interesante programa “Travesías” de Radio Exterior de España (REE), que presenta junto a María Álvarez de Eulate de lunes a jueves a partir de las 17:05 hora española.  Haciendo “click” en el icono que encabeza esta entrada, puede descargarse el podcast correspondiente a esa edición.  (El tema Japón se trata a partir del minuto 15:20)

Descargar aquí el podcast (sobre Japón a partir del minuto 15:20)


Fue muy interesante compartir opiniones sobre la reconstrucción de las casas de Japón y visualizar cual podría ser la tendencia arquitectónica nipona post 2011 – luego de esto y de lo publicado en varias entradas de mi Blog sobre la tragedia (terremoto, tsunami y ahora amenaza nuclear) creo conveniente poner “en digital” (antes se decía “sobre papel” o en “blanco y negro”) algunas ideas y ciertas noticias más recientes.
El comportamiento de las edificaciones japonesas ante el terremoto resultó, como de costumbre, formidable.  Un país que sufre cientos de terremotos al año (si bien no de la magnitud del sufrido hace una semana, posiblemente el más poderoso desde que se llevan registros y se asignan grados Richter paa situarlos en escala) sabe construir para que sus edificios se muevan y resistan, minimizando la producción de daños.  El uso de la madera y el papel, potenciados por su tradición (baste recordar el shōji) aúnan la seguridad de los habitantes:  el papel te cae encima, la madera te golpea, pero no te matan; en Occidente, sismos como el de Managua (1972) tuvieron numerosas víctimas por impacto de mampostería y recubrimientos que literalmente “explotaron” cual metralla.
La tragedia en esta oportunidad llegó bajo forma de tsunami.  Las inmediaciones costeras al epicentro (Miyagi, Japón) fueron, literalmente, borradas del mapa.  Se han producido varios a lo largo de la historia del Japón, pero nunca con zonas costeras tan densamente ocupadas – aun no sabemos cuantos miles de víctimas se cobró este tsunami, si que las pérdidas fueron prácticamente totales, costará decenas de millones la reconstrucción y el perfil urbano, el “skyline” no volverá a ser el mismo.  Algunas zonas, las más devastadas, serán camposantos, sitios para la memoria y el homenaje a las víctimas, espacios verdes – jardines acordes a los principios del shinto.
Japón no cuenta con abundancia de espacio, cada superficie es necesaria, invaluable, pero tras el gran tsunami la planificación cambiará,  En lo posible se retirarán más de la costa, hacia el interior las densidades cambiarán (posiblemente alturas medias y concentraciones mayores, bases de edificaciones con abundancia de plantas libres – actuando como pilotes)  No descarto que se abandone el rescatar tierra al mar, que se produzcan intentos de arquitectura flotante, donde el simil no sea un edificio cimentado en la tierra sino algo más cercano a la arquitectura naval, una edificación autosuficiente que flota – sobre esto se investiga y hay propuestas para casos como la reconstrucción de Nueva Orleans, la capacidad de innovación y alto nivel tecnológico de Japón podría llevar al estudio de este tipo de soluciones tan diferentes a lo que conocemos a la fecha.
Pero la gran tragedia se esta desarrollando en estos precisos momentos, el miedo a lo invisible, el gran monstruo que persiste en ataque: el desastre nuclear. Fukushima amenaza – en cámara retardada – con transformarse en un nuevo Chernobyl.
Perturba que el gran maestro del cine, Akira Kurosawa, haya experimentado una pesadilla que plasmó, hace un par de décadas, en su conocido filme “Dreams” (“Los Sueños de Kurosawa“, 1990, producido porSpielberg y Lucas)  Recomiendo verla antes de proseguir con la lectura para comprender la magnitud de este desastre, ya no se trata de bombas atómicas como en Hiroshima y Nagasaki, sino del daño atómico que emerge, progresiva, amenazadora y destructivamente desde lo construído por los propios japoneses, sus reactores nucleares:  estoy seguro que ya nada volverá a ser lo mismo.
La respuesta arquitectónica japonesa a los desastres de la Segunda Guerra Mundial fue en buena medida elbrutalismo (representado, paradigmáticamente, por Kenzo TangePremio Pritzker de Arquitectura 1987) En contraposición el siglo XXI japonés es el momento de constructos que parecen extraídos de la ciencia ficción, algo aun no suficientemente estudiado pero ya presente, que llamaré, tentativamente, el momento de la transparencia y lo orgánico, cuyo manifiesto está construído:  es la Mediateca de Sendai de Toyo Ito.

Es precisamente la falta de transparencia lo que lleva al desastre atómico (el ¿Qué demonios pasa? del Primer Ministro japonés será referencia histórica)  Ya no se podrá ocultar lo que ocurre tras pesados muros, la desconfianza del pueblo exigirá transparencia como la demostrada por Ito en su Mediateca, tan cercana al epicentro del terremoto y que tan bien la sobrellevó – ver vídeo.


Al comportamiento del bambú, tan deseado en emergencias (flexible a la vez que resistente como el acero) se sumarán los comportamientos orgánicos, como algas, que Toyo Ito exhibe en su mediateca, la reticula tradicional generada desde el tatami módulo básico dará paso a retículas más orgánicas, capaces de responder a movimientos en todos los sentidos y proteger a sus ocupantes como una cápsula viviente.  Si bien el uso de la domótica en Japón es extenso, se intensificará, la construcción incorporará cada vez más sensores, que no se limitarán a lo medioambiental o los factores biomédicos de sus habitantes, también conmtemplarán la exposición a radiaciones.  La gran revolución – promesa de este siglo es la nanotecnología, considero que tras este conjunto de tragedias los nanomateriales se incorporarán a la reconstrucción del Japón.  Novísimos materiales que incorporarán tanto fibra óptica como metales, fuertes como el acero a la vez que flexibles como el plástico, para resistencia, información y protección sin perder sus características de transparencia, respuesta más adecuada al entorno.

Cómo cambiará la arquitectura

También veremos más edificios en altura, si bien hace dos o tres décadas los rascacielos eran considerados improbables o inconvenientes en zonas sísmicas, han demostrado en terremotos recientes su magnífico comportamiento, garantizado por las continuas innovaciones (hemos visto, por solo citar un ejemplo, la eficiencia de amortiguadores de carga en sus cimas, los edificios se mueven pero soportan adecuadamente)  Las propias normas sismo resistentes (destaco las de SEAOC) hacen que estos edificios en altura se comporten tan bien ante terremotos; con todos los recursos aportados por la innovación tecnológica estas soluciones serán más frecuentes en el skyline (los rascacielos no serán solo un símbolo de poder y una forma de potenciar la renta del suelo, sino que también  una respuesta eficiente sísmica)  Pero para su funcionamiento debe garantizarse el aspecto energético, sin ascensores resultan impensables – no funcionales, la búsqueda de la autosuficiencia energética será una constante.


La sostenibilidad es en buena medida parte integral del hacer japonés pero ahora lo será mas, no será confiable el 20% del suministro energético que aportan las instalaciones nucleares, alternativas renovables irán tomando su espacio:  generadores eólicos en rascacielos, ventanas fotovoltáicas ya son factibles y creo que los veremos cada vez con mayor profusión y comportamientos más eficientes.
Para finalizar, en “Travesías” comenté que figuras como el Maestro Shigeru Ban, tan volcados a la asistencia en emergencias y solidaridad con los castigados por catástrofes naturales, volcarían ahora sus esfuerzos hacia su propio país.  Confirmado, como se lee en el siguiente artículo:

Colaborar con el equipo de Shigeru Ban en estos momentos difíciles para Japón

Looking for a way to contribute to the aid effort in Japan? Tokyo-based architect Shigeru Ban and his team have designed emergency shelter kits that they’re preparing to deploy in the Tohoku region. Click through for info on how to donate!
We know a lot of you out there are looking for ways to contribute to the relief efforts in Japan. Archinect brought one effort to our attention today: Tokyo-based architect Shigeru Ban is currently building and preparing to deploy emergency shelters in Tohoku, Japan. Click through for info on how to donate, and more on the project.

News from Japan:  vía Inhabitat, Green Design

MUNDO Balance tras la primera semana del terremoto

Japón, 7 días después

Esther Mucientes | Madrid
Japón ha vivido la que probablemente sea la peor catástrofe de toda su Historia hasta el momento. Pero, ¿qué ha pasado siete días después? ¿Cómo se encuentra Japón? ¿Y los japoneses? ¿Cómo ha afectado al mundo?
TERREMOTO | Del 4 al 5

Japón eleva el nivel de alerta nuclear en Fukushima

  • El OIEA sitúa la alerta en el nivel 6 en una escala de 7
  • Siete camiones de bomberos han comenzado a disparar 50 toneladas de agua
  • Se acercan por turnos al reactor en intervalos de cinco a diez minutos
  • Los helicópteros del Ejército no serán utilizados de nuevo
  • El primer ministro japonés asegura que la situación ‘sigue siendo muy grave’
  • Los niveles de radiación de la planta nuclear habían descendido hoy
ELMUNDO.es | Agencias | Madrid | Tokio
INTERNACIONAL
Un antiguo ingeniero revela «errores fundamentales» en Fukushima
Para construir el reactor 1, en 1967, se habrían limitado «a copiar el proyecto de una central de General Electric»
RAMIRO VILLAPADIERNA / CORRESPONSAL EN BERLÍN
Un ingeniero que participó en la construcción de la central deFukushima Daiichi ha denunciado «errores fundamentales» en los planos y trabajos. En una conferencia del llamado Centro Ciudadano de Información Nuclear, Shiro Ogura ha revelado que «al comenzar la construcción del reactor 1, en 1967» se habrían limitado «a copiar el proyecto de una central de General Electric».
Pese a que las condiciones geológicas en las arenosas costas del norte del Japón, y en una zona junto al mar de alta actividad sísmica, eran muy diferentes a las previstas por los planos de la compañía estadounidense, este ingeniero que trabajaba entonces para Toshiba asegura que se habría realizado una copia casi exacta del proyecto de GE y ni los reactores ni la planta habrían sido pertrechados en modo alguno contra eventualidades sísmicas y de maremotos.

Entradas anteriores en ArquitecturaS relacionadas con el terremoto en Japón (tambien el tsunami y desastre nuclear):

Japón, las casas más resistentes del mundo | Vivienda | elmundo.es | Tras el seísmo y el tsunami, Japón se enfrenta ‘a su peor crisis desde la Segunda Guerra Mundial’


Travesías

Radio Exterior Ir a la web de este programa

Presentado por Maria Alvarez de Eulate y Marta Fajardo

Travesías” es un viaje sin rumbo fijo; cada día nos ponemos en camino para dirigirnos a destinos de los cinco continentes y a través de diferentes historias, conocer lo que allí se cuece. Si os quereis unir a nuestro periplo diario arrancamos a las 17.05 hora española de lunes a jueves. También nos podeis escuchar aquí. BLOG — http://blogs.rtve.es/travesias/posts En Facebook travesías.rne

Emisión: L-J 16.05 y M-S 05.30 UTC