domingo, 12 de diciembre de 2010

El Maestro brasileño Óscar Niemeyer celebra más de siete décadas de carrera :: El arquitecto de Brasilia, con 103 años, se inspira en curvas de mujer – LAREPUBLICA.COM.CO « ArquitecturaS


Rio de Janeiro. A punto de cumplir 103 años, el arquitecto brasileño Óscar Niemeyer celebra más de siete décadas de carrera y decenas de imponentes edificaciones construidas por todo el mundo con un único propósito: transmitir la belleza de la arquitectura.
En la arquitectura que yo hago no me limito a procurar la solución correcta. Yo quiero que mi trabajo sea hermoso, que aproxime a las personas a una obra de arte, porque la arquitectura es un arte“, aseguró Niemeyer en una de sus últimas apariciones públicas.


Las curvas femeninas como inspiración, caminos sinuosos para adentrarse en los edificios, palacios compactos que parecen suspendidos en el aire, todo construido a base de cemento armado, material que acabaría definiendo su obra, hacen parte de su legado.
La historia de Niemeyer parecería propia de una novela si no fuera porque su biografía y su obra arquitectónica hace años que se han ganado el respeto del público y de la crítica, tanto de admiradores como de detractores.
Nacido el 15 de diciembre de 1907 en el seno de una familia acomodada de Río de Janeiro, Óscar Ribeiro de Almeida Niemeyer Soares Filho es nieto de Antonio Augusto Ribeiro de Almeida, quien a finales del siglo XIX fuera ministro del Supremo Tribunal Federal (STF).
“Mi abuelo fue un hombre útil y murió pobre”, declaró una vez. Tal vez ese ejemplo de honradez, en una época de incipiente corrupción política fue lo que empujó a Niemeyer a creer en el ideal de la izquierda e impregnarlo en toda su obra.
Nota original contiene galería de imágene

Fundación TELEFONICA : Exposición OSCAR NIEMEYER

A punto de cumplir 103 años, premioPritzker de arquitectura ’87 y con un apabullante curriculum de obras de arquitectura internacionalmente reconocidas, sigue estando en activo.

Una de las líneas de su pensamiento artístico, reflejado a lo largo de su obra, se resume en esta frase :
No es el ángulo recto que me atrae, ni la línea recta, dura, inflexible, creada por el hombre. Lo que me atrae es la curva libre y sensual, la curva que encuentro en las montañas de mi país, en el curso sinuoso de sus ríos, en las olas del mar, en el cuerpo de la mujer preferida. De curvas es hecho todo el universo, el universo curvo de Einstein. — Oscar Niemeyer

Brazilian architect Oscay Niemeyer relaxes in the dining room of his Rio home with his wife.  Original Publication: Picture Post - 4871 - Niemeyer: South American Revolutionary -  pub. 1950  Original Publication: People Disc - HH0172   (Photo by Haywood Magee/Getty Images)
Oscar Niemeyer, Arquitecto

«Tenemos que lograr un mundo más armonioso con el apoyo de nuestros dirigentes o sin él»

«Pocas veces, en mi larga trayectoria de arquitecto, constaté tanto respeto por un proyecto como en el centro cultural de Avilés» – «Me hace feliz la presentación del programa de la ONU, la educación tiene mucho que contribuir a la emancipación de los hombres»
Elisa CAMPO
Oscar Niemeyer (Rio de Janeiro, 1907) es la leyenda viva del mundo de la arquitectura, el soñador que vio Brasilia, el ateo que dibujó la catedral más impresionante del último siglo, el idealista que sigue fumando habanos cuando ya superó la barrera de los cien años, el hombre que transforma en curvas de mujer las superficies duras del hormigón. Hace cinco años, este brasileño universal ligó su nombre al de Avilés cuando, en agradecimiento por el premio «Príncipe de Asturias» de las artes, decidió ceder un proyecto que los devenires políticos hicieron aterrizar junto a la ría avilesina.

El Museo de Arte Contemporáneo de Niterói (Museu de Arte Contemporânea de Niterói), situado en la ciudad de Niterói, Estado de Río de Janeiro, Brasil, es una de las señales principales de la ciudad.
Diseñado por el arquitecto Oscar Niemeyer con la ayuda de ingeniero estructural Bruno Contarini, es una de las ultimas obras realizadas por Niemeyer a sus 100 años, El Museo de Arte Contemporáneo de Niterói tiene 16 metros de alto y su cúpula un diámetro de 50 metros con tres pisos.