martes, 5 de octubre de 2010

La Bienal que gana la calle :: Curitiba, Bienal Brasileña de Diseño 2010 « ArquitecturaS


Arquitectura

En Curitiba, la Bienal Brasileña de Diseño 2010 se apropia de los espacios públicos de la ciudad. Innovación y materias primas naturales.
La Bienal Brasileña de Diseño 2010 se realiza en Curitiba, uno de los escenarios urbanos más apropiados de Brasil para mostrarle al mundo innovación, diseño y sustentabilidad. En la ciudad donde se desarrolló una de las experiencias urbanísticas más influyentes de Latinoamérica se realizan actividades, workshops, muestras y seminarios sobre la actualidad del sector.
La experiencia cruza la frontera de la exposición lineal de objetos de diseño y se apropia de los espacios públicos emblemáticos de Curitiba: el Parque Barigui, el Jardín Botánico y el Museo Niemeyer, entre otros sitios que funcionan de base de operaciones . Los organizadores prevén un flujo de 250 mil visitantes, que hasta el 31 de octubre podrán recorrer el presente, el futuro y el pasado de las claves del diseño brasilero.
El mentor de la revolución urbana de Curitiba es el arquitecto Jaime Lerner , quien tiene un lugar destacado en la Bienal.
Diseño Urbano, una trayectoria” , es la expo más importante de las nueve muestras que reúnen las contribuciones creativas del pasado cuyas influencias permanecen hasta el presente con proyectos que articulan diseño e innovación. En el Memorial de Curitiba se despliegan las intervenciones y soluciones más exitosas planteadas por Lerner, bautizadas como acupuntura urbana . El Dock-Dock es la apuesta más innovadora. Se trata de un sistema de vehículo individual súper compacto , que ocupa un tercio de espacio que un auto común. El proyecto forma parte de un estudio desarrollado por Lerner para complementar las redes de transporte existentes.
En tanto, en el Museo Oscar Niemeyer, se lleva adelante la expo “La reinvención de la materia” , donde el foco está puesto en el reciclaje de materias primas naturales y la realización de objetos sustentables. Dinamarca también está presente, con la muestra “It’s a Small World” , donde se despliega el panorama sobre nuevas tecnologías y consumo. Con una larga tradición en el mundo del diseño, hoy los dinamarqueses están más preocupados en las soluciones creativas y la problemática ambiental.