jueves, 30 de septiembre de 2010

Obra y contexto, según Fuksas « ArquitecturaS


El italiano concretó un llamativo proyecto para un edificio de usos múltiples ubicado en el centro histórico de Mainz, Alemania, cubriéndolo con una piel de barras de cerámica.
Para la remodelación de una serie de edificios que ocupan toda una manzana en el casco histórico de Mainz, Alemania,Massimiliano Fuksas hizo gala de todo su oficio.
El arquitecto italiano, que comparte estudio con su mujer, Doriana, se valió del mismo recurso unificador que usó en otras obras recientes: una envolvente que incluye la cubierta, materializada como una suerte de ropaje que cubre al edificio. Y cuelga como una prenda.
El encargo, que Studio Fuksas ganó por concurso en 2003, no era sencillo. El programa, con un presupuesto de 14 millones de euros para 9 mil metros cuadrados, pedía convertir en shopping, oficinas y viviendas una edificación decadente pero muy cercana al mercado histórico y a la catedral de Mainz, una zona turística por excelencia de la ciudad, que mantiene su trazado medieval.
A pesar de que para muchos lo más sensato hubiera sido demoler y comenzar de cero, según cuenta Josephine Minutillo en Architectural Record, la Ciudad exigió que se recuperara una de las fachadas, con valor patrimonial, que había sido destruida durante los bombardeos de 1945, reconstruida rápidamente diez años después y reemplazada con un falso histórico hacia 1980.
A esa tarea se abocó un grupo de conservacionistas, en los años que mediaron entre la resolución del concurso y la adecuación del proyecto. Así, se agregaron ventiluces de piedra en los pisos superiores, una arcada en la entrada del primer piso y un fresco con el escudo de la familia que había sido la primera propietaria del mercado. De este modo, la fachada que enfrenta a la Catedral reproduce las formas de los edificios adyacentes. Aunque esta intervención hubiera puesto de mal humor a muchos arquitectos, Fuksas, acostrumbrado a lidiar con diversidad de proyectos en Europa y Asia (tiene oficinas en Shenzhen, China) aceptó el desafío.
No le temo al contexto”, declaró Fuksas. “Pero no creo que se pueda construir en el centro de una ciudad sin tener en cuenta lo que está. Intenté encontrar una expresión de un edificio que es contemporáneo pero que de alguna manera está mirando al pasado”.
La intención del arquitecto italiano fue mantener la altura del skyline, y aunque de ninguna manera quería un techo vernáculo, se ajustó a la escala de los edificios circundantes, generando una cubierta plegada, con un ángulo de inclinación similar al del entorno. Como la pantalla roja en el Zenith Concert Hall de Estrasburgo, o la piel de vidrio ondulada en el edificio para la Fiera de Milano, la cubierta es protagonista excluyente en el exterior del Mainz Markthauser.

Mainz Markthäuser 11-13 / Massimiliano & Doriana Fuksas

By Nico Saieh
Architects: Massimiliano & Doriana Fuksas
Site: Mainz, Germany
Client: Wohnbau Mainz GmbH
Structure: Knippers Helbig beratende Ingenieure
Total area: 9,000 sqm
Budget: 14M Euro
Project Year: 2003-2008
Photographs: Moreno Maggi