martes, 21 de septiembre de 2010

“Dejemos de embalsamar las ciudades” :: Rem Koolhaas habló en la Bienal de Venecia « ArquitecturaS


En la Bienal, donde recibió el León de Oro a la trayectoria,Rem Koolhaas habló de las ideas que trajo a la muestra.
¿Por qué evita pronunciar la palabra patrimonio? –Desde hace años, siento la necesidad de abordar el tema de la preservación, en especial en estos últimos siete años, cuando se nos pidió estudiar la extensión del Museo del Hermitage de San Petersburgo. Siempre me resultó difícil participar en la Bienal de Venecia. Este año, mucho antes de saber que obtendría elLeón de Oro, me dije que era el momento de poner las cosas en claro. Es una reflexión, e incluso una verdadera angustia personal, aunque los socios de la agencia participen en este trabajo.
–¿Cuáles son las propuestas que usted trajo a Venecia? –Diría que hemos llegado a la siguiente conclusión: por un lado, hay una verdadera obsesión en torno a la idea de preservación. Esto nos remonta a los primeros tiempos después de la Revolución Francesa, luego, todo fue codificado, reglamentado. Pero, a partir de la preservación de los monumentos históricos, de la arquitectura gloriosa, el campo de la preservación no ha dejado de ampliarse… –¿Se refiere a la lista del Patrimonio mundial de la Unesco? –No sólo a eso, aunque si es verdad que en la actualidad incluye tanto palacios, ciudades, como el campo de concentración de Auschwitz, paisajes naturales, etc., no puedo menos que estar de acuerdo con esas elecciones. Ellos son perfectamente conscientes de los problemas que yo denuncio, y hay que ayudarlos a encontrar soluciones. En la Unesco los criterios de selección son elásticos y ambiguos. Asimismo, no se reflexiona sobre la manera en la que se busca detener el paso del tiempo, cómo lo que se preserva puede permanecer vivo a la vez que evoluciona. Salvo por razones de imposibilidad financiera, hay que dejar de embalsamar las ciudades, monumentos o partes enteras del mundo. Hace falta creatividad, dar libertad a la imaginación.