lunes, 19 de julio de 2010

El museo y la huella de la Aduana (Buenos Aires, Argentina) « ArquitecturaS


En un sitio de gran valor patrimonial se construye un espacio moderno para proteger las ruinas históricas y el mural del mexicano David Alfaro Siqueiros.
El patio de maniobras de la Aduana de Taylor, detrás de laCasa Rosada, tiene casi 200 años y es uno de los yacimientos arqueológicos urbanos más importantes de Buenos Aires. Ahora, ese espacio histórico se transformará en un moderno museo que contendrá las piezas que se conservan en el Museo de la Casa Rosada y el famoso mural del mejicano David Siqueiros (ver Una obra …).
Si todo va bien, el Museo Aduana de Taylor se inaugurará a fin de año. El proyecto es del Estudio B4FS, el mismo que construye el Centro Cultural del Bicentenario a escasos 300 metros. Actualmente en obra, el museo plantea la restauración de un área que abarca restos de los pilares de la Aduana Nueva (demolida en 1887 para construir Puerto Madero) y las galerías abovedadas del Almacén de la Real Hacienda y del Fuerte de Buenos Aires.

Historia enterrada que vuelve a la vida

Las galerías subterráneas y los pilares de la Aduana que estuvieron a la intemperie están siendo recuperados. Detalles de la restauración.

Una obra maestra de la pintura mural que espero 17 años para recuperar su esplendor

“Ejercicio Plástico” fue pintado por David Alfaro Siqueiros en 1933, en el sótano de la quinta de Don Torcuato del fundador del diario Crítica, Natalio Botana. Ese sótano multicolor sirvió para que el empresario y sus amigos ilustres, Neruda y García Lorca, entre otros, se juntaran a jugar a las cartas. Colaboraron con Siqueiros los artistas plásticos argentinos Lino Spilimbergo, Juan Carlos Castagnino y Antonio Berni, y el escenógrafo uruguayo Enrique Lázaro.
Como otras tantas expresiones de la cultura, la arquitectura puede servir para encubrir o descubrir. Un caso ejemplar se desarrollo detrás de la Casa Rosada, en lo que hoy es la Plaza Colón. Allí, con más de 150 años, yacen enterrados los vestigios más antiguos de nuestra historia poscolonial y se está construyendo el Museo Aduana de Taylor.
A mediados del siglo XIX, en ese lugar se levantó la llamada Aduana Nueva, una construcción ladrillera semicircular del ingeniero inglés Edward Taylor. Ese fue el primer edificio público de gran envergadura construido en Buenos Aires e inauguró dos modalidades que serían tendencia: ganar terrenos al río y utilizar la arquitectura para mostrar la importancia que adquiría el puerto de Buenos Aires.