martes, 13 de abril de 2010

Celebración de la levedad « ArquitecturaS

"ARQUITECTURA / PREMIO PRITZKER / SANAA

Con apenas 15 años de trabajo conjunto, los japoneses Kazuyo Sejima y Ryue Nishizawa ganaron el Pritzker 2010. Las razones: una arquitectura potente, pero a la vez delicada, que contempla al usuario y al entorno.
Graciela Baduel.
gbaduel@clarin.com
Por una arquitectura que es a la vez delicada y potente, precisa y fluida, ingeniosa pero no abierta o exageradamente inteligente; por la creación de edificios que interactúan bien con sus contextos y las actividades que contienen, creando un sentido de plenitud y de riqueza vivencial; por un lenguaje arquitectónico singular que surge de un proceso de colaboración que es único e inspirador; por sus notables edificios realizados y la promesa de nuevos proyectos juntos”.
Por todas estas razones, con apenas 15 años de trabajo en conjunto, y poco más de un lustro de reconocimiento internacional, Kazuyo Sejima (54) y Ryue Nishizawa (44) fueron distinguidos con el máximo galardón de la arquitectura. Es la cuarta vez que el premio recae en arquitectos japoneses, la tercera en que se otorga a una dupla y Sejima es la segunda mujer galardonada (ver Todos los ganadores… en pág. 8).
El Pritzker, que otorga cada año la familia dueña de la cadena hotelera Hyatt, esta vez se entregará en Ellis Island, Nueva York. Y hasta allí irán a recibirlo el 17 de mayo los miembros de SANAA (Sejima and Nishizawa and associates), responsables de una veintena de obras, principalmente en su país, Europa y los Estados Unidos. El premio viene a coronar la rápida carrera del estudio en el ranking de la arquitectura global: desde que ganaron el León de Oro en la Bienal de Venecia (2004) gracias al Museo de Arte Contemporáneo del Siglo XXI, ubicado en Kanazawa (Japón), no paran de crecer.


EDITORIAL
—————————————-
Berto González Montaner. Editor jefe ARQ
bmontaner@clarin.com
Qué contraste entre la complejidad formal y la carga figurativa del edificio Otto Wulff diseñado por el arquitecto danés M. R. Rönnow en 1913 en el centro porteño y la ascética, abstracta y sensual geometría de las obras del estudio japonés SANAA, reciente ganador del premio Pritzker de la arquitectura.
Rönnow proyectó en la intersección de Belgrano y Perú un edificio cargado de símbolos, rematado por una cúpula con la imagen del Kaiser Francisco José I de Hasburgo (página 28). Un edificio de basamento, desarrollo y remate, ornamentado además con la fauna autóctona y con figuras que representan al herrero, el albañil, el carpintero y hasta al arquitecto que lo construyó.
En cambio SANAA con sus obras no quiere representar nada.
No quiere edificios parlantes. Kazuyo Sejima y Rue Nishizawa se preguntan ¿qué clase de espacio puede ser usado por la gente y que lo disfrute? Y llegan a las soluciones más apropiadas trabajando sobre el programa.

Entradas anteriores en ArquitecturaS:

Kazuyo Sejima y Ryue Nishizawa (SANAA) – Pritzker Prize 2010 Official Photo Media Kit